domingo, 22 de febrero de 2009

Pensamientos de una tarde de Domingo

Sigo intentando seguir mi camino pese a no saber a ciencia cierta si estoy en la senda correcta. Siempre me he dejado guiar por la razón, pero parece que de un tiempo a esta parte ésto no sirve de mucho; el corazón se ha revelado, cansado de tanto callar y aguantar, ahora va por libre desprendido de toda razón lógica,poniendo mi interior patas arriba, haciéndome sentir emociones que no sentía desde hace siglos. Sensaciones que creía muertas, sensaciones que ahora mismo están a flor de piel. La razón está callada en mi interior, no se atreve a sacar la cabeza, sé que piensa que el corazón se ha vuelto loco, y tiene miedo de que le aplaste con la fuerza arrasadora de las llamas. Yo entiendo a la razón...y entiendo al corazón....yo soy parte de los dos. Yo soy los dos. Los dos son yo. Pero si tengo que elegir ahora, me quedo con el corazón, el corazón tiene sus razones, yo las conozco. Sé que mi corazón esta pensando en simbiosis, en magia, en destino, en quince años, en cosas que se supone que nunca iban a llegar pero que ahora llegan.
Y no voy a negar que tengo miedo, pero quiero arriesgarme,debo arriesgarme, quién sabe si esto era lo que he estado esperando siempre... No sé si estoy en el camino correcto, tampoco me importa, sólo sé que estoy en el camino en el que quiero estar mirando lo único que ahora me apetece mirar. Todo lo demás sólo es naufragio.

3 comentarios:

C.Ruiz dijo...

Como dijo el poeta,
caminante no hay camino, se hace camino al andar.

Besos!

K@ri.- dijo...

volver a empezar, la vida es un continuo volver a empezar... no???
me emociona leerte, me identifico.. y cuando pensaba en lo que leia, aca...
me acorde de esta cancion, y te la dejo aca, para que la disfrutes, la sientas y si podes tambien la escuches!
APRENDER A VOLAR-PATRICIA SOSA

Duro es el camino y sé que no es fácil,
no sé si habrá tiempo para descansar.
En esta aventura de amor y coraje
sólo hay que cerrar los ojos y echarse a volar.

Y cuando el corazón galope fuerte, déjalo salir.
No existe la razón que venza la pasión, las ganas de reir.
Puedes creer, puedes soñar,
abre tus alas, aquí está tu libertad.
Y no pierdas tiempo, escucha al viento,
canta por lo que vendrá.
No es tan difícil que aprendas a volar.

No pierdas la fe, no pierdas la calma
aunque a veces este mundo no pide perdón.
Grita aunque te duela, llora si hace falta,
limpia las heridas que cura el amor.
Y cuando el corazón galope fuerte, déjalo salir.

No existe la razón que venza la pasión, las ganas de reir.
Puedes creer, puedes soñar,
abre tus alas, aquí está tu libertad.
Y no pierdas tiempo, escucha al viento,
canta por lo que vendrá.
No es tan difícil que aprendas a volar.

Y no apures el camino, al fin todo llegará,
Cada luz, cada mañana, todo espera en su lugar.
Puedes creer, puedes soñar, abre tus alas, aquí está tu libertad.
Y no pierdas tiempo, escucha al viento, canta por lo que vendrá.
No es tan difícil que aprendas a volar...
un fuerte abrazo y a la distancia estoy con vos!

Anacronista dijo...

Allí vamos contigo...
No hay cosa peor que recriminarse lo que no fue, sólo por no haberlo intentado.
Emprende el viaje, sigue el camino... Ya nos dirás los resultados.

Un beso.