martes, 15 de julio de 2008

EL PODER DE LAS PALABRAS

A veces decimos cosas que ni siquiera pensamos de verdad, las decimos por el simple hecho de hacer daño. Esas cosas que, cuando las piensas, al minuto de decirlas te arrepientes, y te gustaría borrar esa frase o ese comentario de inmediato porque lo que has dicho no lo piensas de verdad, pero...lamentablemente no se puede. Normalmente es algo que puede herir a la otra persona, es más, normalmente y depende de en que contexto lo que hacemos justamente es herir a la otra persona. Casi siempre personas a las que queremos, personas a las que tenemos el poder de hacerles daño. Las personas a las que queremos y nos quieren.
¿ Porqué actuamos así? Yo tengo la teoría de que es para auto defendernos. Es por el hecho de que : "antes de que me hagas daño tú a mi, porque me conoces y sabes mis puntos débiles, te lo hago yo a ti ". y así comienzan las guerras, los desamores, los dolores del alma...A todos nos ha pasado alguna vez, el decir algo y arrepentirnos al instante. Y además de arrepentirnos darnos cuenta de que lo que hemos dicho no es verdad, no lo pensamos realmente, sólo lo hemos dicho para fastidiar. Porque la condición humana a veces es así. A veces podemos llegar a ser realmente crueles.
Hay que tener cuidado con lo que se dice porque las palabras tiene mucho poder. Para bien o para mal tienen mucho poder. Debemos tener cuidado de no herir a las personas con ellas, y menos a las personas que queremos. Y si hoy he herido a alguién con mis palabras lo siento en el alma. Y si hoy me han herido a mí......

2 comentarios:

Cerrado x derribo dijo...

será enojo? será una reaccion sin justificaccion? o será un "loco/a reaccioná!"? que se yo.... sip, me ha pasado... a favor y en contra

RAQUEL dijo...

La palabra tiene poder de vida o muerte. Una palabra de aliento compartida con alguien que se siente desanimado, puede ayudar a levantarlo.
Un palabra destruitiva dicha a alguien que se siente desanimando, puede ser que acabe por destruirlo
Tenemos que tener cuidado con lo que decimos y como lo decimos.
Un abrazo desde Argetina.