martes, 22 de julio de 2008

EL OLVIDO

"Yo no hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón".
Hace tiempo que leí esta frase de Borges y me dije a mi misma: "eso es chica, olvídalo y sé feliz" y a ello me dediqué. La verdad es que el tiempo hace que todo se convierta en olvido, los recuerdos se nublan, las palabras se olvidan...los detalles...
Quizás si lo piensas detenidamente, vuelve a clavarse un poco la espina, pero ya no es dolor. Es como cuando te ves una cicatriz y recuerdas el dolor que sufriste cuando te la hiciste pero...ya no duele, la ves, y sabes que lo recordarás siempre, porque tienes una marca imborrable, pero ya no duele. Nada duele eternamente ni dura 100 años y es cierto.
Un estudio científico asegura que no podríamos soportar el dolor del alma eternamente, porque acabaría provocándonos problemas cardiacos e inmunológicos así que el cuerpo tiene una especie de auto defensa para que, al llegar X tiempo de sufrimiento se deje de sufrir de esa manera, y la forma que tiene nuestro sistema de dejar de sufrir es a través del olvido. No sé si exactamente es así el estudio pero tiene su lógica.
El olvido es la única venganza y el único perdón...y que lo digas. Hay otra frase que dice "perdono pero no olvido". Yo no comparto este pensamiento.
Yo olvido y perdono y sigo para adelante, como los valientes, al encuentro de la vida y de la esperanza. Al encuentro de mi destino, de mi futuro, en definitiva: de mi propia vida.

6 comentarios:

Abril dijo...

Gracias por la visita, ha sido un autentico placer pasar por aqui.

Afortunadamente existe el olvido, asi las cosas, pasado el tiempo dejan de tener importancia.

Escribes muy bien, volveré a tomarme algo por aqui.

Besos

Ramiro dijo...

Hola Rachel!
Yo creo que el problema está ( o por lo menos en mí) en que muchas veces alcanzar "el olvido" lleva mucho tiempo (y dolor también). Es cierto lo que dices, uno recuerda las heridas que sufrió y es ahí que sentimos el dolor que nos causó en su momento.
Apenas entré a tu blog y ví que tenías de costado la imagen de Joaquín, Marcos y el Che me dije..."muchacho, por acá deberás pasar muy seguido"
Un placer la visita!
Besoss!

Andina dijo...

Rachel, gracias por tus palabras de apoyo, siempre es bueno.
Ahora, hablando del olvido y y el perdón, creo simplemente que como todo hay escala de grises.
Hay cosas que se olvidan y se peronan, otras que pueden olvidarse pero no perdonarse o bien perdonarse pero no elvidarse. Pero hay otras que simplemente no se olvidan ni perdonan.
Aveces creo que el olvido y el perdón son actos reflejos involuntarios. No te ha pasado que quisiste con toda tu fuerza perdonar algo y simplemente no pudiste? U olvidarlo?
Cariños a miles. Desde mi Patagonia Argentina.

K@ri.- dijo...

..."desnudos, pero extraños,
nos vio, roto el engaño
de la noche, la cruda luz del alba."
Uff un maestro sin duda este sabina.... hablando de olvido....
te mando un beso enorme! cuidate y a partir de hoy me tenes a diario leyendote....
un saludo
k@ri.-

thoti dijo...

.. pues me parece una actitud muy valiente y muy inteligente la tuya, Rachel.. enhorabuena por tu elección.. creo que pensar (y vivir) así es de sabios.. :-)

.. un beso, para ti, desde mis colinas slitarias..

Anacronista dijo...

Muchísimas gracias por tu comentario en mi blog.
Muy cierto lo que escribes. Aquellos de la cicatriz que nos recuerdan el dolor que algún día sufrimos...
Claro está que debemos saber que es lo que queremos olvidar, cosas como las que me decías hacerca de aquellas personas que en tiempos pasados perseguían las utopías en las que queremos vivir, no deberían ser olvidadas jamás, creo que aquel dolor debería estar presente siempre para hacernos actuar con mayor decisión.

Un beso.