lunes, 24 de marzo de 2008

A CONTRACORRIENTE

Siempre me ha gustado ir contracorriente. En todos los sentidos. A veces he intentado ser como las demás personas, simplemente ocuparme de las cosas de las que se ocupan la mayoría de la gente. Pero no es mi estilo, antes o después algo en mi interior me obliga a escucharme a mí misma. Es como la parte rebelde que todos llevamos dentro. Intentamos aplacarla y en ocasiones lo conseguimos, otras veces sin embargo debemos hacerle caso. Es la obligación moral la que me obliga a ello. Veo las desgracias ajenas, oigo las súplicas de ayuda y no puedo mirar hacía otro lado, entiendo a la gente que lo hace pero no es mi estilo, aunque lo intente, no puedo. Por ello me estoy preparando, estoy estudiando, estoy haciendo cursos de cooperación, y si tengo suerte al fin este año podré cumplir mi sueño. Pero necesito suerte, y esa no suele estar a mi favor. Aunque esperaré con paciencia a que llegue mi oportunidad. Después cuando vuelva seguiré intentando tener una vida dentro de las normas establecidas...siempre que mi conciencia me lo permita. Es el intento de mantener el equilibrio, algo muy difícil para la gente como yo. Pero algo posible siempre que estes rodeada de gente que realmente te importa y merecen que estés también con ellos.

3 comentarios:

Edu dijo...

Hola cari, seguro que tienes suerte y consigues la plaza de cooperante que tanto ansias. Aunque no es lo que más gracia me hace que te vayas unos meses por ahi, lo respeto y te apoyo ya sabes.

Cerrado x Derribo dijo...

Hola, gracias por el mensaje q me dejaste... me copie tus textos para leerlos tranquilo en casa. Tenes mail? agregame asi nos cruzamos algun dia de estos. ramiroacosta79@hotmail.com
Saludos de argentina...

Martín Papi dijo...

Hola, como estas? Te agradezco el comentario que hiciste en mi blog, creo que puedes desarrollar tu profesión que llamas frustrada, ya que escribir es posible para quien se lo permita y use un poco su imaginación. Saludos,
Martin.