domingo, 11 de noviembre de 2007

DELIRIOS FEBRILES

Llevo dos días encerrada en casa con una gripe horrorosa y fiebre alta, ya estoy en tratamiento no os preocupeís, se me pasará pronto. Pero mi encierro forzoso unido a la fiebre y al aburrimiento de no poder hacer nada me han hecho pensar. He pensado en la amistad, en la gente que conocemos a lo largo de nuestras vidas, los que perduran para siempre y los que simplemente son como el resfriado que ahora me invade, parecen eternos pero son pasajeros.
Hay personas a las que no ves todos los días, ni hablas todos los días pero están ahí siempre, desde que eras pequeña. Cuando digo "mi gente" sé a quienes me refiero, son esas personas con las que puede que lleves días o incluso meses sin hablar pero a las que sabes que puedes llamar si tienes un problema, o que si les dice "ven" lo dejan todo como en la canción, y viceversa. Para mí esas personas son las importantes, las que perduran en el tiempo, las que no se olvidan nunca, y a las que quieres que todo les vaya bien en la vida, son l@s amig@s del alma, con los que puede que incluso alguna vez hayas discutido, pero que siempre están ahí, siempre.
Luego está la gente ocasional, la gente que en un momento de tu vida parece muy importante y luego la olvidas sin más, la gente que no está hecha para formar parte de tu vida, por más que te empeñes, no están hechos para formar parte de tu historia, y, antes o después, lo acabas comprendiendo. Aunque te cueste, ha gente que te decepciona y ya nunca vuelve a ser lo mismo, a esa gente la acabas olvidando, acabas comprendiendo que estás mejor sin esa persona que con ella. Pero a las otras, a las otras no las olvidas nunca, las quieres y te quieren, y eso, es lo más importante.
Y también está el amor... ese que cuando no buscaba encontré, el amor del bueno... Esa es otra historia de la que hablaré otro día. Ahora debo ir a tomar mis pastillas para la fiebre, creo que me está subiendo. Ya os lo advertí al empezar a divagar, estos pensamientos solo son delirios febriles. O tal vez no.

3 comentarios:

Edu dijo...

Cuan razon tienes cari, al final en la vida encuentras personas de todo tipo, incluso a veces confias en un amigo por ejemplo, al que darias todo por él y luego te llevas una gran desilusión cuando a la hora de la verdad y a la mínima de cambio te traiciona sin importarle lo vivido hasta la fecha. Bueno hay de todo en este mundo y hay que saber elegir a las personas que merezcan la pena para que te acompañen y te apoyen en la vida.

Raquel dijo...

Exactamente mi amor, por eso mismo yo te he elegido a tí, porque eres una persona que merece la pena y quiero que me acompañe y me apoye en la vida, como yo te acompañaré y apoyaré a tí. De lo malo, es mejor olvidarse, porque para que recordar lo malo de algunas personas si tenemos lo bueno de las que ahora forman parte de nuestras vidas. Un beso

itzi dijo...

Intentando sacar la parte positiva de las situaciones podemos decir que de todas las personas podemos aprender algo , solo que de algunas personas aprendemos cosas que marcan nuestra vida y esas son las personas las importantes.el resto nos acompaña en el camino de la vida y luego se aleja pero tu ya te has enriquecido conociendo y aprendiendo de la personalidad de la gente