viernes, 1 de mayo de 2009

El bien y el mal


Un niño nace en la inocencia. Un niño siente atracción hacia el bien.
¿Porqué entonces tantos de nosotros nos volvemos malvados? ¿Que hace que algunos emprendan el camino de la oscuridad, mientras que otros escogen el de la luz? ¿Es la voluntad?, ¿Es el destino?, ¿Podemos albergar la esperanza de entender la fuerza que moldea el alma?.
Para luchar contra el mal hay que conocer el mal; hay que viajar al pasado hasta esa bifurcación en el camino donde los héroes cogen un camino y los villanos cogen otro.

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Somos nosotros los que le inculcamos los mismos valores negativos, seguramente sin darnos cuenta.
Es que quizás somos malos.
Aunque no nos veamos así.

Besos.

Alatriste dijo...

Mi querida amiga, a veces el mal es el camino más fácil, por eso hay que tener mucha fuerza de voluntar para resistirse a su influjo. Ésa es mi opinión. Sea como sea, yo opto por el sendero del bien y sé que tú vas conmigo. Gracias por acompañarme en mi desván y me alegro de que te gustaras mi declaración. Ojalá algún día pueda ser realidad para mí y no un simple texto de ficción. ¿Cómo estás? Espero que bien y recuerda que estoy de tu lado. Un beso muy fuerte y feliz día de la madre. Hasta pronto.

Adela Mizrahi dijo...

Es solo cuestión de vivir el uno mismo, el hoy y el ahora, para decir, yo soy la que marca mi camino y la que elige el bien. Lo demas, es real, pero subjetivo a mil y un condicionantes, de las que jamás podremos estar seguros.
Me gusta tu blog.
Besos
Adela